Ir al contenido principal

Piso en Madrid M&R

En esta vivienda vive una pareja sin hijos. Se trata de un piso pequeño en Madrid donde los propietarios querían aprovechar mejor el espacio en el único baño de la casa y la cocina. También querían dar más luminosidad y amplitud a su pequeño y poco soleado salón-comedor. En este caso, optamos por cambiar el esquema cromático apostando por colores claros y neutros. La pared de ladrillo oscuro que había en el salón nos condicionaba mucho, así que la pintamos en un tono blanco roto. Cambiamos el pavimento de toda la casa para darle continuidad, instalando una tarima de madera clara, menos en el baño y la cocina, donde pusimos pavimentos y revestimientos porcelánicos. Instalamos puertas nuevas en toda la vivienda, en acabado lacado blanco. El baño se transformó completamente eliminando la bañera y poniendo en su lugar un generoso plato de ducha. Incluso pudimos instalar zona de tocador (deseo de la dueña) y armarios con gran capacidad de almacenaje. En cuanto a la cocina (pequeña, estrecha y alargada), diseñamos los armarios a medida para optimizar el espacio, escogiendo un tono claro, acabado brillo para dar sensación de amplitud, e instalamos encimera de silestone.

Salón-comedor reformado